Anestesia epidural sacrococcígea en dos gatos para resección de tumor vesical (Completo)

Se describen dos casos de anestesia para resección de un tumor vesical mediante la técnica de láser diodo guiada por ecografía abdominal.

El objetivo principal del protocolo anestésico es producir la analgesia necesaria para evitar la nocicepción y las repercusiones hemodinámicas derivadas, para ello se utiliza la anestesia epidural con lidocaína.

Los anestésicos locales bloquean la entrada de sodio en las fibras nerviosas evitando la despolarización y por tanto la transmisión del impulso nervioso.

Al bloquear la transmisión no hay nocicepción derivada del procedimiento quirúrgico y no se producen las respuestas hemodinámicas como el aumento de presión arterial, frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y caída del gasto cardíaco con la consecuente reducción de la perfusión-oxigenación tisular.

La inhibición de la nocicepción también permite disminuir la fracción espirada de isoflurano (% FeIso) y evitar la administración de fármacos analgésicos.

Se administró lidocaína ya que tiene un período de acción de 1,5-2 horas1 que es la duración aproximada del procedimiento y los animales se despiertan sin bloqueo motor y se sienten más cómodos durante el posoperatorio. Al ser una cirugía de la vejiga urinaria, no se administró morfina ya que puede producir retención urinaria2.

Los dos casos presentaron hipotensión leve que podría ser causada por el bloqueo simpático producido por la anestesia epidural, y se controló con infusión contínua de dopamina.

El protocolo anestésico fue adecuado para cumplir los objetivos propuestos, los animales no tuvieron respuestas nociceptivas al estímulo quirúrgico y las recuperaciones fueron muy buenas.

INTRODUCCIÓN

La técnica quirúrgica empleada es una técnica de mínima invasión, pero tanto la cistoscopia3 como la cistotomía son procedimientos dolorosos.

En el caso de la gata hembra se pudo introducir el láser a través de la uretra y actuar directamente sobre el tumor vesical sin necesidad de hacer una laparotomía y cistotomía.

En el caso del macho, al ser la uretra muy estrecha y no poder pasar el láser se accedió a través de la línea alba y se realizó una incisión en la vejiga para introducir el láser y llegar al tumor.

DESCRIPCIÓN DE LOS CASOS CLÍNICOS

El caso 1 es una hembra british de 7 años y 4 kg de peso con azotemia y atrofia o degeneración del riñón derecho y el caso 2 un macho europeo de 13 años y 3,7 kg con anemia leve y azotemia, los dos son diagnosticados de un tumor vesical.

En ambos casos se realiza laexéresis del tumor mediante la técnica de láser diodo por endoscopia de forma ecoguiada para asegurar la integridad de la pared vesical.

Protocolo anestésico

Se clasifican como ASA III.

El protocolo anestésico se adaptó al carácter del animal.

Caso 1

La gata se dejaba manipular y se administró fluidoterapia con lactato de ringer 24 h previas a la cirugía.

Se realizó sedación intravenosa con metadona (0,1 mg/kg) y alfaxalona (1 mg/kg), se prexigenó con mascarilla durante 5 minutos y la inducción se hizo con alfaxalona (0,6 mg/kg) y midazolam (0,1 mg/kg).

Se mantuvo con isoflurano con FeIso entre 1,4-0,42%.

Caso 2

El gato no se dejó manipular y se le administró dexmedetomidina (2 µg/kg) junto con metadona (0,2 mg/kg), midazolam (0,1 mg/kg) y alfaxalona (1 mg/kg) todo en la misma jeringa e intramuscular.

La inducción se realizó con alfaxalona (1 mg/kg) y midazolam (0,1 mg/kg) después de preoxigenar durante 5 minutos.

La FeIso se mantuvo entre 0,99-0,42%.

En ambos casos se consiguió una buena sedación e inducción. Para la intubación se aplicó 0,1 ml de lidocaína al 2% en los cartílagos aritenoides y se introdujo un tubo de PVC con balón de baja presión de 3,5 mm de diámetro interno.

Para proporcionar analgesia de la zona lumbosacra se realizó epidural sacro-coccígea con lidocaína 2% con las dosis recomendadas en felinos por Otero&Portela4 y teniendo en cuenta la dosis tóxica intravenosa en gato.

Se administraron 1 ml y 0,7 ml respectivamente.

Se realizó epidural sacrococcígea para evitar la inyección subdural ya que en los gatos el saco dural se extiende hasta la primera vértebra sacra.

Se localizó el espacio epidural con la técnica guiada por neuroestimulación que permite diferenciar la posición de la aguja con una eficacia del 100%. Se introduce la aguja entre S3 y Cd1 hasta atravesar el ligamento amarillo, la respuesta de contracción de los músculos de los tercios medio y distal de la cola a una corriente de 0,5 mA (1 Hz y 0,1 ms)5 indica la posición correcta de la aguja en el espacio epidural.

Caso 1

Los parámetros monitorizados, capnografía, electrocardiograma, saturación de oxígeno y temperatura se mantuvieron estables.

La fluidoterapia se mantuvo con Ringer Lactato entre 3-5 ml/kg/h.

A los 30 minutos del inicio de la anestesia la presión arterial media (PAM) bajó a valores inferiores a 60 mmHg y la sistólica (PAS) a 85 mmHg, se aumentó la fluidoterapia a 5 ml/kg/h y se redujo la FeIso, pero no fue suficiente y la PAM disminuyó hasta 51 mmHg y la PAS a 79 mmHg por lo que se administró dopamina para mantenerla en valores superiores a 60 mmHg de PAM y 90 mmHg de PAS.

El tiempo de anestesia fue de 1 h 50 min y la temperatura final fue de 36,4ºC.

Caso 2

Los parámetros monitorizados, capnografía, electrocardiograma, saturación de oxígeno se mantuvieron estables.

La fluidoterapia se mantuvo con Ringer Lactato entre 3-5 ml/kg/h.

A los 35 minutos del inicio de la anestesia la PAM bajó a 54 mmHg y la PAS a 73 mmHg, la FeIso se bajó al 0,7%, pero no fue suficiente y la PAM disminuyó hasta 47 mmHg y la PAS a 69 mmHg por lo que se administró dopamina para normalizar los valores.

La temperatura bajó hasta 33,7ºC, en este caso el procedimiento fue percutáneo y el suero que entraba en la vejiga de la orina salía a nivel abdominal mojando el animal. Se mantuvo con manta eléctrica para pequeños animales y se calentó el suero introducido, pero no fue suficiente para mantener la normotermia.

El tiempo de anestesia fue de 2 h 05 min.

CONCLUSIONES

Los dos casos presentaron hipotensión leve que se solucionó con infusión continua de dopamina.

La presión arterial se midió con método oscilométrico HDO que sobreestima los valores de presión arterial baja y subestima los valores de presión arterial diastólica alta y media en gatos anestesiados6.

Los objetivos principales del protocolo anestésico-analgésico que eran producir analgesia para el procedimiento quirúrgico y utilizar baja %FeIso se cumplieron.

La analgesia fue adecuada ya que no fue necesario administrar analgésicos intraoperatorios.

La FeIso se mantuvo a niveles muy bajos para evitar el efecto hipotensor del isoflurano, ya que son procedimientos de larga duración.

Aun así, los dos casos presentaron hipotensión leve, que podría ser causada por el bloqueo simpático producido por la anestesia epidural, que fue controlada con infusión continua de dopamina.

Como conclusión, creemos que el protocolo anestésico fue adecuado para cumplir los objetivos propuestos.

Los animales no tuvieron respuestas nociceptivas al estímulo quirúrgico y las recuperaciones fueron muy buenas.

El caso 2 recuperó la temperatura administrando aire caliente y manteniéndolo con manta eléctrica y temperatura ambiente adecuada.

BIBILOGRAFÍA

  1. Steven M. Fox: Pain Management in Small Animal Medicine. Taylor & Francis Group. 2014; 331
  2. Tania Duke-Novakovski, Marieke de Vries, Chris Seymour: Manual de anestesia y analgesia en pequeños animales. BSAVA 2017, pàg. 245.
  3. Clarke K W, Trim C M, Hall L W. Veterinary anesthesia. Saunders Elsevier, 11th edition, págs. 466-468. 2014.
  4. Pablo E. Otero, Diego A. Portela: Anestesia Regional en animales de compañía: anatomía para bloqueos guiados por ecografía y neuroestimulación. (1ª) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Inter-Médica, 2017 pàg 296
  5. Pablo E. Otero, Diego A. Portela: Anestesia Regional en animales de compañía: anatomía para bloqueos guiados por ecografía y neuroestimulación. (1ª) Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Inter-Médica, 2017 pàg 392
  6. Mark J. Acierno, Diana Seaton, Mark A.Mitchell, Anderson da Cunha, Agreement between directly measured blood pressure and pressures obtained with three veterinary-specific oscillometric units in cats. Journal of the American Veterinary Medical Association, August 15, 2010, Vol. 237, No. 4, Pages 402-406

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.